22 Todos dieron su aprobación, impresionados por las hermosas palabrasa que salían de su boca. «¿No es este el hijo de José?», se preguntaban.