1 El hijo sabio atiende aa la corrección de su padre,pero el insolente no hace caso a la reprensión.