2 Quien habla el bien, del bien se nutre,pero el infiel padece hambre de violencia.