25 El justo come hasta quedar saciado,pero el malvado se queda con hambre.