24 No corregir al hijo es no quererlo;amarlo es disciplinarlo.