2 Al necio no le complace el discernimiento;tan solo hace alarde de su propia opinión.