23 hasta que una flecha le abre las entrañas;como el ave que se lanza contra la red,sin saber que en ello le va la vida.