12 Ahora bien, aunque es cierto que soy un pariente que puede redimirte, hay otro más cercano que yo.