31 Que la gloria del SEÑOR perdure eternamente;que el SEÑOR se regocije en sus obras.