Al director musical. Sobre la octava. Salmo de David.

1 aSálvanos, SEÑOR, que ya no hay gente fiel;ya no queda gente sincera en este mundo.