12 Vean cómo fracasan los malvados:¡caen a tierra, y ya no pueden levantarse!