14 Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.