32 Y los espíritus de los que profetizaren, sujétense á los profetas;