30 Y si á otro que estuviere sentado, fuere revelado, calle el primero.