21 Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro,