12 Y trabajamos, obrando con nuestras manos: nos maldicen, y bendecimos: padecemos persecuciĆ³n, y sufrimos: