11 Porque el que le dice bienvenido, comunica con sus malas obras.