13 Que nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo;