19 El rey, por tanto, se levantó muy de mañana, y fué apriesa al foso de los leones: