21 Y tú dijiste á tus siervos: Traédmelo, y pondré mis ojos sobre él.