8 Envió también de sí á la paloma, para ver si las aguas se habían retirado de sobre la faz de la tierra;