18 Cuando me hallaron purificado en el templo (no con multitud ni con alboroto) unos Judíos de Asia;