4 Empero por no molestarte más largamente, ruégote que nos oigas brevemente conforme á tu equidad.