33 Y le dijo el Señor: Quita los zapatos de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra santa.