29 Entonces os avergonzarán los olmos que amasteis, y os afrentarán los bosques que escogisteis.