30 Grita en alta voz, hija de Galim; haz que se oiga hacia Lais, pobrecilla Anathoth.