2 EntrarĂ¡ en la paz; descansarĂ¡n en sus lechos todos los que andan delante de Dios.