2 Vive Dios, el cual ha apartado mi causa, Y el Omnipotente, que amargó el alma mía,