40 En lugar de trigo me nazcan abrojos, Y espinas en lugar de cebada.