26 ¿Pensáis censurar palabras, Y los discursos de un desesperado, que son como el viento?