18 No me ha concedido que tome mi aliento; Mas hame hartado de amarguras.