14 Y halló Jesús un asnillo, y se sentó sobre él, como está escrito: