3 Y decían: ¡Salve, Rey de los Judíos! y dábanle de bofetadas.