17 Y mi alma se alejó de la paz, olvidéme del bien.