29 Yo pues os ordeno un reino, como mi Padre me lo ordenó á mí,