22 Aunque también unas mujeres de los nuestros nos han espantado, las cuales antes del día fueron al sepulcro: