35 Y vino una voz de la nube, que decía: Este es mi Hijo amado; á él oid.