4 Y como miraron, ven la piedra revuelta; que era muy grande.