26 Así, Padre, pues que así agradó en tus ojos.