11 Porque el Hijo del hombre ha venido para salvar lo que se habĂ­a perdido.