50 Mas Jesús, habiendo otra vez exclamado con grande voz, dió el espíritu.