23 No verán la tierra de la cual juré á sus padres: no, ninguno de los que me han irritado la verá.