11 El que tocare muerto de cualquiera persona humana, siete días será inmundo: