5 Los pensamientos de los justos son rectitud; Mas los consejos de los impíos, engaño.