17 El que presto se enoja, harĂ¡ locura: Y el hombre malicioso serĂ¡ aborrecido.