19 El que labra su tierra, se hartarĂ¡ de pan: Mas el que sigue los ociosos, se hartarĂ¡ de pobreza.