10 Porque con el corazón se cree para justicia; mas con la boca se hace confesión para salvación.