14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana es la fe, y anulada es la promesa.