51 Los soberbios se burlaron mucho de mí: Mas no me he apartado de tu ley.