17 Al que hirió grandes reyes, Porque para siempre es su misericordia;